Aunque no existen unos trastornos inequívocos que permitan reconocer la presencia de un tumor, sí que hay algunos fenómenos que deben llevarnos a consultar a nuestro médico, ya sea para descartar esta posibilidad, ya para obtener un diagnóstico precoz y abordarlo lo antes posible de la mejor manera.

La predicción de incidencia del cáncer en España para este año 2015 es de 227.076 casos, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Esta cifra nos exige diagnosticarlos precozmente con el objetivo principal de reducir su mortalidad.

Blog Cancer

10 signos de alarma que no debes dejar pasar

Cualquier síntoma injustificado que persista en el tiempo debes consultarlo con un médico. En el caso de los siguientes, más si cabe, pues forman parte del Código de Alerta del Cáncer:

1 – Cambio sostenido en tu ritmo intestinal (diarrea, mayor frecuencia, expulsión de mucosidad).

2 – Variación en tu frecuencia urinaria.

3 – Heridas que no se te curan en pocos días (piel o mucosas, incluyendo cavidad oral, genitales, etc.).

4 – Perdidas sanguíneas de cualquier origen (oral, anal, genital, con la tos, etc.).

5 – Aparición de nódulos en cualquier localización (mamario, cutáneo, zonas ganglionares de axilas o ingles).

6 – Tos irritativa o afonía de larga duración.

7 – Cambios en una peca (crecimiento, decoloración, irregularidad, picor, nodularidad, etc.).

8 – Dificultad para tragar o indigestión permanente.

9 – Dolor abdominal.

10 – Pérdida de peso inexplicable.

Los 3 cánceres más frecuentes y sus síntomas

El cáncer de colon, el de mayor incidencia en ambos sexos (15%).

Síntomas específicos: cambios en el hábito intestinal habitual (estreñimiento, diarrea o alternancia de ambos); sangre en las heces o heces negras; dolor o cólico abdominales; cansancio o pérdida de peso.

Prevención: El riesgo de cáncer colorrectal se reduce cuidando la dieta (más frutas, verduras y fibra y menos carnes rojas y procesadas), evitando el exceso de alcohol y realizando una actividad física habitual que controle la obesidad.

El cáncer de próstata, el de mayor incidencia en hombres (21,7%).

Síntomas específicos: disminución del calibre o interrupción del chorro de orina; aumento de la frecuencia de la micción, sobre todo nocturna; dificultad para orinar o escozor durante la micción.

Prevención: aunque la edad y la predisposición genética son claves para el desarrollo de esta enfermedad, llevar una dieta baja en grasas animales contribuye a la prevención o, al menos, a retardar la manifestación del tumor prostático.

El cáncer de mama, el de mayor incidencia en mujeres (29%).

Síntomas específicos: un bulto en la mama o axila; cambios en la forma del pecho; involución del pezón o secreción a través del mismo.

Prevención: además de llevar unos hábitos de vida saludables (dieta, ejercicio, no fumar), evita en la medida de lo posible las terapias hormonales sustitutivas y realiza autoexploraciones mamarias rutinarias a partir de los 25 años.

Recomendaciones para el chequeo precoz del cáncer*

El doctor Antonio Brugarolas, director de la Plataforma de Oncología de Hospital Quirón Torrevieja, recomienda:

  • CÁNCER DE MAMA: chequeo mamario bianual al comienzo, y después anual, entre 40 y 75 años; habitualmente con mamografía y en casos de mayor riesgo con resonancia magnética mamaria.
  • CÁNCER DE CÉRVIX: cuello uterino en mujeres sexualmente activas entre 21 y 65 años, incluyendo citología Papanicolau y estudio de HPV cuando está alterada la citología; se repite cada tres años hasta los 30 años y posteriormente cada cinco.
  • CÁNCER COLORRECTAL: estudio de sangre oculta fecal o, mejor todavía, colonoscopia cada cinco años a partir de los 50 años.
  • CÁNCER DE PULMÓN: TAC helicoidal de alta resolución en pacientes entre 55 y 75 años si han sido fumadores severos más de 30 años.
  • CÁNCER DE PRÓSTATA: realización de PSA a partir de los 50 años.
  • CÁNCER DE PIEL MELANOMA: detección visual cuando hay alteraciones o cambios en pigmentación.

En todos los casos, la edad se anticipa 10 años si tienes antecedentes familiares del tumor en cuestión.

*La indicación de estos procedimientos debe ser valorada de forma individual por un especialista.

El consejo genético

Tanto si has superado previamente un cáncer, como si en tu familia existen tres miembros con un mismo tipo de tumor maligno, estás expuesto a un riesgo superior de padecerlo. Ahora, gracias a la realización de los mapas genéticos de cada tumor, se puede determinar si presentas una alteración hereditaria que causa mayor incidencia o propensión para desarrollar cáncer.

1497 View